Empezar a escribir


Empezar a escribir

Cuesta mucho sentarse a escribir. Da pereza pensar en la posibilidad de quedarte pensando sin resultados.

Haz trampas para que no te ocurra.

No te sientes ante el ordenador, no cojas papel y boli. Simplemente siéntate cómodo, o da un paseo, pensando en la siguiente frase de tu novela. Juega con ella.

Se levantó.

Se puso en pie.

Plantó su bastón en el suelo y levantó, por la testarudez que fomenta la ira, sus dos metros y Dios sabe cuántos kilos de más.

Sin desviar la mirada ni por un momento, se levantó lentamente hasta…

Si en algún momento del juego se te ocurre una frase que te encanta, no querrás olvidarla y tendrás que ir corriendo a apuntarla. Y en ese preciso instante habrás comenzado tu sesión de escritura.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada